Julyanix Ramírez Paulino
Financista

“Hay una mujer al principio de todas las grandes cosas”.  (Alphonse de Lamartine)

Este artículo yace a raíz del mes de la mujer, el cual va dirigido especialmente a un ser humano vital en la vida de un individuo, quien asume responsabilidades designadas por la naturaleza, por la sociedad e incluso otorgadas por sí misma para el crecimiento común, y sobre todo quien tiene una participación esencial en decisiones financieras de cualquier ámbito.

Cada día se constata con mayor firmeza el rol financiero que cumple la Mujer, la forma constante en la que aplica lo que los administradores le llaman: “proceso administrativo”, el cual integra elementos como la planificación, organización, dirección y control. Cada uno de ellos debe de ser ejecutados con un nivel de secuencia, ya que uno no debe de antelarse al otro, sino los resultados no serían los esperados. Por tal razón, es importante señalar la importancia de los pasos desarrollados en este proceso, los cuales indican grosso modo del flujo necesario para obtener resultados saludables en la gestión de los recursos.

Planificación. Anteposición al futuro, es decir estimar los eventos financieros que puedan incidir en un crecimiento o decrecimiento de las finanzas personales. También, forma parte de este paso la estipulación de fechas para el cumplimiento de las actividades financieras e incluso, las no financieras. Normalmente, este tiene una periodicidad mensual.

Organización. Distribución de los recursos de forma adecuada, es decir con nombres y apellidos, con pleno conocimiento de que cada cifra que incluya en el presupuesto corresponde a un aspecto en particular.

Dirección. Ejecución de las tareas planteadas y organizadas. Todo está en la acción, de nada sirven las anotaciones en papel, si no trabaja sobre las actividades determinadas.

Control. Dar seguimiento a las ejecuciones de los movimientos financieros, esto indica que debe velar porque todo lo planificado y organizado se lleve a cabo según lo dirigido.

Las decisiones financieras conllevan un proceso para que los resultados esperados sean satisfactorios, y no que causen el efecto contrario de frustración por haber fallado en el transcurso de la implementación.

 

 

Deja una respuesta