Julyanix Ramírez Paulino
Financista

Un banco es un lugar en el que prestan a usted un paraguas cuando hace un buen tiempo y se lo piden cuando empieza a llover.” (Robert Lee Frost).

Es sorprendente el terror que causa la palabra “Financiamiento”. El sonido agudo que provoca al momento del individuo detectar que debe de auxiliarse de este producto financiero. Este término se aplica a través de los préstamos monetarios, con la particularidad de que este se caracteriza por el destino o uso que tendrá el dinero desembolsado por la entidad bancaria. Así pues, existe una ecuación para tener la menor incertidumbre posible con este producto, la cual consta de dos etapas:

Pre-Financiamiento. En esta primera etapa el único rol que existe es el del Cliente, quien tiene la responsabilidad de estar seguro del paso a dar al comprometerse con la entidad bancaria y sobre todo el destino a determinar con el dinero financiado. Es importante resaltar que el Cliente debe ponderar el presupuesto personal, con la finalidad de que este nuevo compromiso pueda ser cubierto por sus ingresos. Luego de esto, es esencial que indague las condiciones financieras más favorables y las que mayor se acomoden a la necesidad del Cliente.

Durante el Financiamiento. Es la etapa que marca un antes y un después con el nuevo compromiso adquirido, donde se involucra el rol del Cliente y de la entidad bancaria. Es vital revisar las condiciones estipuladas en el contrato a firmar, incluyendo aspectos financieros como la tabla de amortización. Adicional a esto, es necesario que el Cliente tenga en conocimiento la política que establece la entidad bancaria, específicamente en temas como la autorización para efectuar abonos de capital a los préstamos, y además, sobre el comportamiento de la tasa de interés, si ésta siempre será fija o variable durante el período de financiamiento.

Financiarse no es un pecado ni convierte al Cliente en alguien con el menor poder adquisitivo, ni mucho menos. Lo que este debe de tener claro es el objetivo, el momento propicio y el monto a solicitar.

 

 

Deja una respuesta