Waris Dirie, La Flor del Desierto

Nos hemos inspirado en la historia de Waris para destacar como podemos hacer del dolor un mantra de vida, una bandera que elevar en pro del bienestar común al igual que un ejemplo de lucha por la supervivencia y la dignidad de la mujer.

Es precisamente conocida por su lucha contra la mutilación genital femenina, experiencia que vivió en carne propia con tan solo los 3 años de edad. Waris tiene historia que habla de coraje, de valor, fuerza y superación que todo el mundo debe conocer.

Poniendo en contexto la “ablación femenina” o mutilación genital femenina comprende una serie de prácticas consistentes en la extirpación total o parcial de los genitales externos de las niñas. Entre otras consecuencias, las niñas mutiladas padecerán durante toda su vida problemas de salud irreversibles. La ablación genital femenina constituye una violación fundamental de los derechos de las niñas.

Waris no solo sufrió la mutilación genital femenina, diez años después fue entregada para casarse con un hombre mucho mayor que ella, momento en el que decidió huir de su casa a través del desierto y es donde comienza el camino que la llevaría a la lucha por el respeto de los derechos a muchas de sus iguales en su país.

Se convirtió en modelo y con esta fama se dio a conocer, sin embargo, esta mujer sabía que esta carrera era la plataforma que la llevaría a alzar su voz en contra de la ablación. En1997 habló por primera vez sobre lo vivido y es así como se desde ese momento se ha convertido en una portavoz de crítica y denuncia contra esta práctica que aún se sigue realizando.

Su vehemente labor de denuncia contra la mutilación genital femenina ha traído consigo la publicación de su libro “Flor del Desierto” (1998) el cual fue llevada a la pantalla grande (2009). De igual forma Ha sido nombrada embajadora especial de la ONU; condecorada con el Chevalier de la Légion d’Honneur en Francia; galardonada con el premio Corine Award; nombrada Mujer del Año en la revista Glamour Magazine.

Esta mujer nos inspira a no avergonzarnos de nuestra historia, más bien usarla para impactar a los demás, generar cambios y empoderar a los demás en su propia superación. En la actualidad, de manera incansable Waris Dirie sigue luchando dirigiendo su propia fundación, desde la cual ha asumido una posición de mando, desde su dolor, de una manera ejemplar por la mitigación de esta práctica.

Deja un comentario