Girl Boss, un término en tendencia y que cobró popularidad con el libro autobiográfico de Sophia Amoruso y serie  que lleva el mismo nombre y hoy lo vemos en todas partes como epidemia. Pero la verdad es que ver mujeres en posiciones de mando no es nada nuevo, este ha sido un logro más en la lucha por los derechos de la mujer que hoy representa el 50% de la fuerza laboral global, pero sólo aportan el 37% del PIB mundial en Latinoamérica, según el World Economic Forum.

Es un reto ser mujer, siempre lo ha sido, llevar con orgullo las cargas que representa, sobre todo, mental de una sociedad que se quedó en la era de los cavernícolas y que no entiende que el tiempo cambió pero, sobre todo, que es imposible en este tiempo la vida en bajo perfil para la mujer.

Ser Madre, hija, amiga, mujer en sí misma y líderes, en distintas esferas, es el común denominador de la mujer de hoy, que van a la par de las que también desarrollan los roles de madres y esposas a plenitud. Que quede claro que no se busca relevo de funciones, sino que se nos deje ser, que valoren igual y que se escuche nuestra voz.

Me emociona y resalto a la mujer dominicana trabajadora, característica imponente de la mayoría, a aquellas que frente al miedo imponen el coraje, que frente al «Tú no puedes», demuestran de que  son capaz y aquellas que han orquestado aplausos a su favor haciendo realidad un sueño, el sueño de una Girlboss, desde su propio colmado o emprendimiento, y desde posiciones de mando privilegiadas en distintas empresas.

No es fácil pero creo que cada sueño trae consigo la fuerza necesaria para llevarlo a cabo, solo te queda sacarlo o descubrirlo. Se puede, te motivo a emprender, a dar el paso, a arriesgarte, porque aunque cuesta no hay satisfacción mayor que trabajar en lo que amas, en lo que te apasiona y lo que te llena.

Sabemos que te has identificar con alguna de las historias que hemos preparados y disfrutarás esta edición. Les dejo con tres frases que a mí me empoderan y creo que a ustedes les puede inspirar:

La forma más común de renunciar al poder es pensando que no lo tenemos. Alice Walker

No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismo. Mary Wollstonecraft

Una posición no te define, este es solo el marco de  referencia para cumplir un propósito, impactar y trascender. Marfi  Suero

Deja una respuesta