Julyanix Ramírez Paulino

Financista

Saber discernir entre costos y gastos, es tener una de las llaves del control financiero” (Julyanix R. P.)

Una de las incógnitas más comunes que ha generado interrogantes, la cual es recurrentemente formulada a profesionales del área financiera es: ¿Cuál es la semejanza entre Costos y Gastos?. En primer lugar, no existe similitud alguna entre ambos términos, por lo que estos se pueden interpretar de forma distinta según el terreno donde sean sembrados, como son los siguientes:

Operativo. Los costos indican las variables o rubros que influyen en la creación de un producto para luego ser comercializado. En este caso, se pueden considerar como costos a los materiales y a la mano de obra. En cambio los Gastos no están relacionados de forma directa al producto, sino que son variables meramente administrativas; como por ejemplo, los gastos por: consumo de agua, energía eléctrica y alquiler de inmobiliario.

Personal. Este renglón es muy relativo, y depende de la clasificación que realice cada individuo en sus finanzas personales. Pero de manera concisa se determina que los costos son las necesidades básicas, es decir las fundamentales para subsistir; como por ejemplo, la alimentación, el agua potable y la salud. Sin embargo, los gastos son cualquier otra actividad que no se considere esencial para vivir. Por ejemplo los gastos de: vehículo, alquiler de vivienda y telecomunicaciones.

Como el norte está dirigido al terreno personal, pues amerita la siguiente cuestionante: ¿Cuál de los dos términos es más relevante para el control financiero personal? Ambos conceptos son esenciales para las finanzas personales, por el hecho de que cada uno cumple un rol distinto, esto indica que tanto los costos como los gastos deben ser contentivos en el control financiero.

 

Deja una respuesta