Julyanix Ramírez Paulino
Financista

 

 “Es preciso hacer la inversión personal en el presente, para así preparar el futuro.” (Jim Rohn)

Hay tantas maneras de generar otros ingresos sin que exista la necesidad de que la persona le dedique ocho horas diarias, es más sin que le dedique gran parte de su tiempo, sino todo lo contrario que la inversión genere rendimiento o recursos económicos por sí misma. Aquí es donde surgen las llamadas “Inversiones”, donde quien hace uso de esta se convierte en un Inversionista. Este nombre suena muy atractivo, sin embargo esto no quiere decir que lo es del todo, detrás de cámaras serlo implica riesgos asumidos, habilidades de negociación y capacidad de espera según el tipo de inversión, por lo que es vital que el inversionista evalúe antes de invertir aspectos como: el capital, el riesgo por asumir y el tiempo de duración, y sobre todo el rendimiento por esperar.

Al momento de que el Inversionista tome la sabia decisión  de invertir puede considerar algunos de los instrumentos más utilizados, los cuales son de mayor fácil acceso y más aún si es un inversionista primerizo, como son: los Bonos, los Certificados Financieros y los Fondos de Inversión.

Los Bonos son instrumentos de deuda a largo plazo que emiten entidades y gobiernos. El tenedor de un bono tiene el derecho contractual de recibir un rendimiento de interés conocido, más el rendimiento de interés nominal del bono (el valor establecido que se da en el certificado) hasta su vencimiento. Caso: Si una persona física compra un bono de US$ 1,000.00, el cual rendirá 6% de interés en pagos semestrales, generará US$30.00 cada seis meses.

Los Certificados Financieros, conocidos también como certificados de depósitos o depósitos a plazo fijo, consisten en ahorrar un monto fijo durante un plazo determinado sin retirarlo, como rendimiento la entidad bancaria otorga una tasa de interés fija, esta suele ser superior a la que se ofrece en una cuenta de ahorros. El inversionista recibirá los intereses generados mensualmente y tendrá la facilidad de elegir si estos serán capitalizados o acreditados a la cuenta de ahorros.

Los Fondos de Inversión, también conocido como fondos mutuos, se efectúan cuando una empresa recauda dinero de la venta de sus acciones e invierte en un grupo diversificado de títulos que administra profesionalmente. Los inversionistas del fondo tienen una participación en la propiedad del grupo de este. Todos los fondos de inversión emiten las acciones del fondo y las re adquieren a un precio que refleja el valor de la cartera al momento de realizar la transacción.

 

¡No le temas a invertir, mejor invierte tu dinero, invirtiendo!

Deja una respuesta