Pensaste que las vacaciones de los niños serían eternas, pero la verdad es que ya terminaron. Con esto llegan otra vez un sin número de tareas que al parecer habíamos olvidado como hacerlas.

¿Cómo volvernos a acostumbrar a la rutina? ¿Cómo me organizo con mi niño/a que va por primera vez a clases? Aquí te damos unos consejitos básicos para hacer que el día te rinda y no te vuelvas un caos cuando suene el despertador.

  1. Calcula lo que falta para la llegada de clases. Organiza y conoce lo que te falta de los escolares; útiles, zapatos, uniformes y peinados diarios y rápidos para ir al colegio. No hay nada mejor que estar organizada y no preocuparte por las cosas a último momento, pero si se te agarro el y tiempo y no te diste cuenta, corre en busca de eso que le hace falta a los niños.
  2. Haz un horario de tareas. A casi todos los alumnos les entregan el horario durante la primera semana de clases. Organiza los tiempos en el colegio, el tiempo que estudiarán en casa y el que dedicarán a recrearse y si están en edad para colaborar en casa ponlo todo claro, ellos también necesitan organizarse y saber de qué tiempo disponen para cada cosa.
  3. Temprano a la cama. Puede que durante las vacaciones el tiempo de entretenimiento se prolongó más de lo normal, pero para comenzar las clases con buena energía y ánimo es necesario que vuelvan a la cama temprano, tanto los niños como los padres. Recuerda que es necesario dormir por lo menos 8 horas para que tu cuerpo se recuerda de la jornada diaria.
  4. Levántate más temprano. Si te duermes temprano, no tendrás problema en levantarte más temprano. O sea que, si regularmente te levantabas de la cama a las 6 de la mañana, ahora debes estar consciente que debes hacerlo una hora antes como mínimo. Es difícil al inicio, pero si eres constante durante una semana, tu cuerpo se adaptará y aplicará el reloj biológico que te permitirá despertarte siempre a la misma hora. Ahora bien, este tiempo puede ser flexible dependiendo de que tanto dures en las tareas previas antes de salir al colegio.
  5. Haz tu ruta de viaje y verifica en cuánto tiempo llegas. ¿Qué tan lejos queda el colegio de tus hijos de tu casa? ¿Y qué tan lejos queda de tu trabajo? Debes hacer un cálculo de tiempo y distancia de tu ruta para que no te sorprenda el tráfico y llegues tarde a todo lugar. Actualmente hay aplicaciones móviles como Waze o Google Maps que puedes bajar a tu teléfono celular para verificar cuáles son las rutas más rápidas y donde hay menos tráfico o accidentes que te impidan llegar más tarde a tu lugar de destino.
  6. Prepara desayunos rápidos. Para que tú y tus hijos vayan bien desayunados a su escuela y trabajo, pero sin perder mucho tiempo, busca recetas de desayunos fáciles de hacer que te ayuden a ganar un poco de tiempo en la mañana. Cereal, sandwiches o wafles son ideales para que no salgas de tu casa sin comer y estés bien nutrido.
  7. Prepara todo una noche antes. Uniformes, zapatos, tareas, material didáctico y los accesorios de tus hijos así como tu propia ropa de trabajo pueden estar listos desde una noche antes. Esto te facilitará estar pensando qué te vas a poner o dónde está este artículo, para que no pierdas tiempo en la mañana. También puedes hacer un calendario con todas las actividades que tendrás previstas en la semana para que no se te olvide ninguna actividad importante.

Deja una respuesta